Fachada ventilada vs SATE: ¿Cuál es mejor opción?

En nuestro país, más de la mitad de las edificaciones fueron construidas antes de 1980. Es decir, más 23 millones de viviendas españolas consumen y malgastan una gran cantidad de energía. ¿Sabes por qué?

Si analizamos una edificación desde el punto de vista del ahorro y eficiencia energética, la razón es muy sencilla. Y es que se construyeron sin el aislamiento térmico necesario.

Hoy, en el blog de Cubiertas Arahal, como expertos en la instalación de fachadas ventiladas en Sevilla, os hablaremos de estos dos sistemas de aislamiento exterior: el SATE y las fachadas ventiladas.

Como en post anteriores hemos hablado de las grandes ventajas que ofrecen las fachadas ventiladas en un edificio, empezaremos hablando sobre las fachadas SATE.

¿En qué consisten las fachadas SATE?

El sistema SATE o Sistema de Aislamiento Térmico Exterior es un tipo de aislamiento basado en la colocación de paneles aislantes en el envolvente del edificio. De esta forma, se eliminan los puentes térmicos que permiten escapes de calor y energía, y además se evitan condensaciones en el interior.

El proceso puede llevarse a cabo con adhesivos especiales o bien de forma mecánica. Sin embargo, el método más utilizado es el mixto, donde se emplea un revestimiento con un mortero armado con malla, combinado con el uso de anclajes mecánicos.

Por su parte, el sistema de fachada ventilada también está formado por un aislamiento rígido fijado a la envolvente, pero dejando una pequeña cámara de aire entre éste y la fachada.

Principales ventajas SATE

  • Erradicación de puentes térmicos
  • Disminución de las ganancias por radiación solar directa
  • Mantenimiento sencillo
  • Mejora la estética de la fachada
  • Aislamiento acústico
  • Su instalación conlleva pocas molestias para los habitantes del inmueble
  • Alta protección de la estructura contra los factores climáticos
  • No reduce espacio útil

Principales ventajas fachada ventilada

Además de contar con todas las mencionadas anteriormente, al sistema de cerramiento de fachada ventilada se suman las siguientes ventajas:

  • Con las condiciones de ventilación adecuadas, elimina problemas de salubridad, como humedades y condensaciones, en el interior de la vivienda
  • No requiere una preparación previa de la superficie envolvente
  • Permite la opción de instalaciones entre el aislante y la cámara

 

Como conclusión, podemos decir que ambos sistemas son muy parecidos a nivel de mantenimiento y que las ventajas que presentan son bastante similares. Ambos son muy eficaces en el ahorro energético de una edificación y por ello son ampliamente utilizados.

Si precisa más información, no dude en consultar con nuestros especialistas. En Cubiertas Arahal, contamos con una alta experiencia en la instalación de fachadas ventiladas en Andalucía. ¡Le esperamos!